Experts denuncien que la manca d’accessibilitat als edificis manté a milers de persones atrapades a les seves cases

Servimedia (03/12/2015)
“En España hay un millón de viviendas de tres o más alturas que no tienen ascensor y hay miles de personas que están literalmente atrapadas en sus viviendas como si estuvieran en una cárcel”. Así lo aseguró el director de Proyectos Especiales de OTIS, Luis Miguel Alcázar, en el transcurso de la Mesa de Debate Discapacidad y Accesibilidad Universal celebrada en Servimedia con motivo de la Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Alcázar expresó su opinión de que en España el problema de la accesibilidad no es tanto de legislación, sino de que “tenemos un parque de viviendas muy envejecido, y subrayó que “la tecnología disponible a día de hoy facilita mucho las instalaciones, reduce el coste energético y permite instalar soluciones de accesibilidad casi en cualquier circunstancia”.

En este sentido aseguró que OTIS ha desarrollado un modelo de ascensor que pemite instalar en el mismo hueco de un viejo elevador de cuatro plazas no accesible para personas con movilidad reducida un aparato de última generación con seis plazas de capacidad, apto para personas con dificultades en su movilidad y totalmente adaptado. “Y ha sido posible porque los desarrollos tecnológicos nos han permitido reducir el tamaño de los componentes electrónicos y optimizar el espacio disponible”, dijo.

Para Miguel Angel Valero, director del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas del Imserso (CEAPAT), la principal preocupación es que esa tecnología disponible esté al alcance de todos. “La accesibilidad debe ser asequible para todos porque si no lo hacemos así podemos caer en la tentación de hacer dispositivos accesibles, pero carísimos”, señaló.

EL PAPEL DE LA ADMINISTRACION

En el transcurso del debate también se puso de manifiesto el papel esencial de las Administraciones para crear una verdadera cultura de la accesibilidad. “El concepto de accesibilidad universal está en la legislación desde el año 1982, pero en todos estos años hemos vivido una situación de falta de cumplimiento permanente. Es necesario que empiece a haber sanciones cuando se incumpla, porque hay muy pocas”, afirmó Fefa Alvarez Ilzarbe, directora adjunta de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE.

“Hay una situación laxa en lo referente a la accesibilidad que no se da por ejemplo con la seguridad o la habitabilidad de los edificios”, apuntó el director general de CENTAC, Juan Luis Quincoces. “Evidentemente, debe haber una concienciación social, de los profesionales, de las empresas, pero lo que es más necesario es una concienciación jurídica para que se hagan cumplir las normas”.

Según la vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Patricia Fernández Haring, los procedimientos administrativos tampoco ayudan. “La inspección de los edificios debería hacerse de forma inmediata, en cuanto estuvieran terminados, porque si ésta se realiza diez, quince o veinte años después la solución a los problemas va a ser siempre mucho más complicada”.

“El mecanismo de Inspección Técnica de Edificios es muy mejorable”, concluyó Miguel Angel Valero. “Es muy posible que los inspectores no estén suficientemente formados en accesibilidad y también que las cuestiones que se miran a la hora de evaluar el cumplimiento tampoco sean las adecuadas”, remachó.

Be Sociable, Share!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.